1.05.2010

The magic comes to us

Hoy me he dado cuenta de que pedimos deseos y regalos continuamente.

Que si los deseos para el año nuevo, que si en Navidad, que si en mi cumpleaños, etc.

Y hoy, como no, toca pedir otra vez.

A veces echo de menos cuando era más pequeña y aun creía en SS. MM. Los Reyes Magos de Oriente. Era como si estuviese esperando durante todo el año a que llagase el día 6 de enero para abrir los regalos que previamente había seleccionadao de entre una montaña enorme de catálogos de jugueterías.

Ahora sigo teniendo regalos, pero no es lo mismo. No espero este día con la misma ilusión que antes y eso me entristece porque creo que nadie nunca debería perder la ilusión que uno tiene cuando es un niño.

Aún así pienso acompañar a mis primos a la cabalgata y disfrutar tanto como ellos.

¡FELIZ NOCHE DE REYES!

3 comentarios:

ana_95 dijo...

Eso es muy cierto.Por desgracia dejamos de creer en muchas cosas, dejamos de tener aquella inocenciaque nos rodeaba hace un par de años. Y simplemente lo hacemos por que queremos madurar (o eso pensamos), o queremos que las personas nos vean de una forma que no sabemos con exactitud cual es, tal vez sea ser maduros.
Pero aun asi hay que intentar ser unos niños, distraernos con aquellas cosas que nos gustaban.
Y sobre todo, jamas olvidar quienes fuimos, y que nos hiso felices.
Besos...

Estefany dijo...

Aaaaaa esa libertad e inociencia que tenía y sigo teniendo! Como en una ocasión me dijste a mi no me cambia ni dios! Y aunque lo lamente mucho es cierto que he dejado de creer en ciertas cosas, pero eso no significa que todos los años me levante temprano para despertar a todos a gritos porque quiero abrir los regalos.
Y los deseos... bueno que sería la vida sin ilusiones!
Un beso

Pintamonadas dijo...

que tal se han portado los reyes contigo?

besin