6.14.2010

Quelques instants de l’amour jusqu’au printems

Nieve.
Los copos se quedaban atrapados en mi pelo, algo que a ti te gustaba.
Los árboles se habían vestido de blanco para la ocasión y el lago se había helado, suprimiendo el ruido del agua, parando el tiempo que sin embargo seguía pasando por aquel lugar. Algo me llamó la atención. En medio de la campiña nevada había una flor que seguía haciéndole frente al invierno. Era una margarita blanca, como todo lo que la rodeaba. Me quedé observándola unos instantes, hasta que note algo frío en mi cuello.
Habías comenzado una guerra de bolas de nieve, en la que yo me rendí la primera.
Me tiré al suelo dejando mi silueta grabada. Tú te tumbaste a mi lado mirándome a los ojos, obligándome a devolverte la mirada. Ambos nos reímos.
Como cada invierno que venía, dejaba sus frías huellas sobre los campos y ciudades, helaba los lagos y dibujaba nuestras sonrisas heladas y nuestros besos de hielo, para luego irse y dejar paso a la primavera de la margarita blanca…

4 comentarios:

Marina dijo...

Ahora las sonrisas pueden ser cálidas y los besos también :)
Por cierto enhorabuena por las 100 entradas ^^
besos

Cuentos de una gossip girl dijo...

Buena entrada! si señor... :)
Sabes? antes tenia la cancion de Fireflies en mi blog ^^

Un Besito!

CerEcItA* dijo...

Realmente me gusto asi como me gusta el nuevo diseño de tu blog, seria amable de explicarlme con que pagina has hecho el tituto de tu blog please!!

Idla Lark dijo...

Pues a mi me encantan las sonrisas frías :)