1.22.2011

You make me wanna die.


Se acercaba poco a poco.
Podían sentir su respiración divagando por mi cuello, recorriendo mi hombro donde se transformó en un ligero beso.
Me giró con cuidado y me acercó a él hasta que nuestros labios se rozaron para, posteriormente, juntarse como los polos opuestos de los imanes.
Atracción magnética entre dos almas.
Norte.
Sur.
-¿Qué estamos haciendo Dany?-
-No lo sé Eli-
Aquellos eran los versos de una canción aún por escribir,
pero esa noche completamos el estribillo.
El estribillo de una canción de acordes puros, sin notas desafinadas.

4 comentarios:

Nelly dijo...

Me encanta, de verdad :)

Alma de mandarina dijo...

un estribillo hermoso.
tan hermoso como ellos dos.

Duna Loves dijo...

Qué bonito es hacer música juntos :)

Euforia dijo...

Una canción pura, armónicamente perfecta :) me ha gustado mucho esta historia, me ha recordado a alguien muy especial y a una entrada que le dediqué hace mucho tiempo.

Besos de cristal