12.16.2009

Death and all his friends

-No, no lo hagas.
-¿Por qué? Tú no puedes impedirme nada, además ¿qué razones tengo para seguir con vida?
-Tú misma. Esa es la razón por la que debes seguir viviendo. Si saltas desde este puente no sólo destruirás tu corazón, también acabarás con los sentimientos y recuerdos que hay en él.
- Más concretamente esa es la razón por la que debo saltar y dejar que la muerte consuma mi paso por este mundo. Soy un problema para la gente que me rodea e incluso para mí.
-No lo entiendes. Si te vas, si destruyes tu vida, también… también destruirás la mía.
-¿Qué quieres decir con eso?
-Yo te quiero, desde que te vi por primera vez. Si te vas mi alma se irá contigo, y entonces seré yo el que no tenga razones para seguir viviendo.
-Tranquilo, no saltaré, acabo de encontrar la razón por la que no debo hacerlo.
-¿Cuál es?
- Eres TÚ…

P.D: próximamente post sobre el viaje de Roma.

5 comentarios:

Marina dijo...

Oh que lindo :)
Me alegro que encontrara su motivo para vivir :D

Besos

Lisa dijo...

Qué bonito!
Espero tu post sobre el viaje a Roma, yo estuve hace un par de semanas, lo que más me gustó fue el Vaticano y el Coliseo (típico, lo sé).
Muchos besos.

ana_95 dijo...

Uhhhh, hermoso.
Niña, me encanto, realmente me llego al alma.
Me necanta tu forma de escribir, simple pero completa.
Besos...

La ladrona de fotos antiguas. dijo...

Siempre tenemos que tener un motivo para seguir con vida y aferrarnos lo más fuerte posible. Saltar es de cobardes.
:)

Estefany dijo...

o0o0o0o0o0 que quieres que te diga.... yo vivi ese texto contigo mi vida!!!!!
Un beso