2.12.2010

Angel

Hay días en los que sientes que las cosas no pueden ir peor, te encuentras de frente con tus propios problemas y otros surgen de la nada.
Sientes que tu corazón se derrumba porque no puede soportar el peso de todo aquello. La gente que te rodea continúa con su vida, ajena al torrente de emociones que hay dentro de ti, ansioso por salir.
Crees no poder desahogarte con nadie. Pero estás equivocada. A la vuelta de la esquina está tu ángel, dispuesto a escucharte el tiempo que sea necesario y más.
Hará todo lo que sea para sacarte una sonrisa.
Moverá el mundo para que seas feliz…para que todo vuelva a ser como antes.

P.D: Hoy la entrada va dedicada para mi otra mitad ("sin tilde, pero pronunciándolo bien"), no sé si yo seré tu ángel, pero estoy aquí siempre que me necesites. Muchos besos, te quiero.

4 comentarios:

Moni dijo...

Pues eres muy afortunada de tener a tu otra mitad!!! No todo el mundo la tiene...

naaanu! dijo...

Muy buena entrada. La verdad que es cierto, siempre hay alguien que nos puede escuchar y apoyar... sólo que a veces cuesta un poco verlo.
Que bajón que tengas que rendir todo! Odio esa época del año. Y sí, lo que hace un océano de diferencia...!

Marina dijo...

Todos tenemos un ángel aunque no lo sepamos :)

Faylinn dijo...

Buuaaaaaaaaaaaaaaaaa(estoy llorando) Mi ángel!!!! hay dios mío-...... TE QUIERO TE QUIERO TE QUIERO!!!!! GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE AHÍ, DE VERDAD!!!!! te mereces todo lo que quieras en el mundo, así que... empieza a pedirme con antelación para ir ahorrando!!! =P