7.05.2010

De tanto esperar por él se quedó dormida en la mesa delante de su café con leche escaso de azúcar.

Foto extraída de la galería de Eternal (Bego)
Cafetería de la puerta roja. Lugar donde se vieron por primera vez y el único sitio dónde podría encontrarle, a no ser que se le diera por buscar por las calles de Nueva York, que no eran precisamente pequeñas.
Se pasó allí mañana y noche. De tanto esperar por él se quedó dormida en la mesa delante de su café con leche escaso de azúcar.
El dueño del local la tuvo que despertar y Liz no tuvo más remedio que volver a casa sin noticias de Joe, donde se encontró con la ausencia de su vespa roja que la había dejado tirada hace casi más de ods días.
Era tan tarde y estaba tan sumamente cansada que aquello no le preocupó demasiado, seguro que el que se la llevó sabía como arreglarla.
A la mañana siguiente Liz desitió y decidió no seguir buscando, llevaba dos días completos haciéndolo sólo por un simple encuentro nocturno con un desconocido.
Era invierno así que cogió su chaqueta y se fue a Central Park, necesitaba que le diese el aire.
Paseó un rato pero al final acabó sentándose en un de aquellos bancos de madera.
No se había metido del todo en el parque así que aún podía ver las calles atestadas de gente dispuestas a continuar con una jornada más de trabajo. Entre toda esa marabunta de gente y en medios de todos aquellos taxis amarillos distinguió, aparcada en un lado de la calle, una vespa roja idéntica a la que tenía hasta hace unas cuantas horas.
-¿Te gusta? Es para ti. Quería darte una sorpresa, además he oído que me estabas buscando…

11 comentarios:

Marina dijo...

Adoro las vespas rojas! :)

La ladrona de fotos antiguas. dijo...

Coincido con la chica de arriba; ¡Me encantan las vespas rojas! (Y si hay rojas, amarillo chillón)
Me encanta la música que le has puesto al blog. Adoro orgullo y Prejuicio :)

Hernan dijo...

Siempre hay que soñar!

Marta dijo...

Hola, espero que te acuerdes de mí, soy la escritora del blog Lluvia de Verano.
Me gustaría que te pasaras por mi blog http://another-little-game.blogspot.com/
donde estoy publicando mi libro y que si te gusta, que me siguieras, ya que me harías un gran favor (:

M·e·l·i dijo...

New York es mi nuevo destino xD iré algún día.
Muy bonito :)

Besos!!

Bego dijo...

Tu relato está lleno de encanto :)
¡Y claro que no me importa que pongas mi foto! De hecho, me alegra que te gustara como para ponerla aquí.

¡Un beso! Y te sigo :)

El Príncipe de la Dulce Pena dijo...

Me encanta tu entrada! Por cierto a mi tambien me gustan los EEUU y Reino Unido
Te sigo!;)
Un beso

Faylinn dijo...

SEEEEEEEEEEEEEP!!!!!!!!!!!!!!
jajajajajajaja (sin palabras..... estoy como en una nube, sabes? todo gracias a ti y a un libro...)

Susurrando secretos dijo...

me encantan las sorpresas

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· dijo...

Jo, pues buen despertar tuvo Liz... ^^
Es encantadora ^^
Amo Orgullo y Prejuicio T_T
Ojala pudiese pasear por central park también...

Un besazo! ^^

Cuentos de una gossip girl dijo...

Toooma! Estoy contenta! Pensaba que no le volveria a ver...

Por cierto em encanta Orgullo y Prejuicio! jajaj (L)


Un BEsito! :)