9.10.2010

Retazos de una polaroid desgastada

Tic, tac. Tic, tac.
Hacer una sipnopsis de la vida es complicado.
Tan complicado que resulta prácticamente imposible.
A no ser que hayas tenida una vida monótona sin apenas cambios o variaciones, y con esto no me refiero a que te vayas a vivir a la otra punta del planeta, porque quizás ese no haya sido lo más importante que te haya podido pasar.
Yo califícaría a la vida de interesada.
Me explico, si haces lo que ella te pide todo va sobre ruedas, si no ya puedes ir preparando una caja de clinex.
Incluso a veces da la impresión de que los malos momentos engullen a las grandes emociones.
Pero no es así. No se puede comparar la magnitud de una emoción con la de cualquier cosa que te haga llorar.
Porque un mal momento puede durar minutos, días, meses o incluso dejarte marcada para el resto de tu vida.
Pero las emociones no son así. También te pueden hacer llorar, pero definitivamente las emociones son las que dubujan los trazos de la vida, hasta convertirla en un precioso cuadro estilo Van Gogh.
Por eso hacer una sinopsis de la vida es tan difícil. Porque te acordarías de lo mal que lo pasaste aquel día y te olvidarías de que dos minutos después te había sucedido algo extraordinario.
Porque el tiempo nos come, porque a veces nuestra propia vida nos eclipsa los pensamientos.

3 comentarios:

Marina dijo...

A veces solo nos acordamos de los malos momentos, porque resultan más llamativos... Pero también hay buenas emociones, buenos momentos... y para no olvidarlos yo los escribo ;)
Besos

Euforia dijo...

Cuánta razón... A veces sólo nos acordamos de lo malo. Pero, en mi caso, lo malo acaba por distorsionarse y reducirse a nada, quedando sólo los mejores recuerdos. Por muchos meses que pasara llorando, ahora los recuerdo y no parece para tanto :)

Un beso

Euforia dijo...

Cuánta razón... A veces sólo nos acordamos de lo malo. Pero, en mi caso, lo malo acaba por distorsionarse y reducirse a nada, quedando sólo los mejores recuerdos. Por muchos meses que pasara llorando, ahora los recuerdo y no parece para tanto :)

Un beso