12.18.2010

Dear Santa: All I want is a true love for Christmas



Una sonrisa con azúcar.
Un abrazo con miel.
Un beso de choclate.
Y de postre un poco de mimo con nata.
Porque todos no todos los momentos del día tienen que ser una simple rutina.
Porque algunos merecen ser vividos sin tanto apremio y con mas vehemencia.
Porque algunos están llenos de pequeños detalles que te hacen sentirlos, vivirlos mientras un escalofrío te recorre el cuerpo cuando piensas en ello.
Porque son únicos.
Son especiales.
Y son míos.
Porque todo el mundo debería tenerlos durante un minuto de su vida.
Porque todo el mundo merece amar y ser amado.

(aunque sea en sueños)


2 comentarios:

Lexy dijo...

Siempre...todos merecen todo esto que has dicho, y tú la primera :)
Un texto muy dulce, con sabor a azúcar de navidad :)

Nelly dijo...

Me encanta.
El texto, la mísica, el blog.
Tengo que pasarme más por aquí ;)